Día de las Religiosas

En esta significativa mañana, nos hemos reunidos para hacernos partícipes de la celebración dedicada a nuestras queridas religiosas quienes hoy festejan un nuevo aniversario de su consagración a la vida religiosa. La entrega total y la fidelidad permanente al amor, el que constituye la base de su testimonio ante el mundo.

Ser religiosa es un llamado interior y una gracia de Dios que se construye permanentemente descubriendo, en el quehacer diario, un estrecho lazo de servicio al prójimo, sintiéndose plenamente afortunadas de vivir esta vocación a la luz de las enseñanzas de la madre fundadora de esta misión Madre Elena Bettini.